Ecosistema Digital: Ventajas y Componentes

Tanto las empresas como las personas están inmersas en un entorno que las invita a aprovechar las tecnologías en beneficio mutuo. Este entorno es un ecosistema digital, el cual define dinámicas basadas en alianzas. Así pues, se trata de interactuar, relacionarse, colaborar y compartir información entre diversos actores. A continuación, describimos sus características, composición, ventajas y cómo crearlos.

 

Colaboración ante la digitalización e incertidumbre

 

En la agenda de las empresas, las acciones de transformación constituyen un aspecto de atención importante. Más aún luego de los cambios causados por el Covid-19. Por eso, hoy en día las organizaciones se plantean esquemas de recuperación, para generar valor empresarial y sostenibilidad.

Parte de estos esquemas es la integración a ecosistemas digitales. Pero ¿qué son? Básicamente, son un grupo interdependiente de actores que comparten plataformas digitales para lograr sus propósitos.

 

Componentes de un ecosistema digital

 

Como consecuencia de las disrupciones de esta era industrial, una empresa requiere nuevas formas de colaboración. Eso se debe a que difícilmente puede contar con todos los recursos para ser exitosa de manera aislada. Teniendo esto en cuenta, en un sentido amplio, están compuestos por:

 

  • Empresas

  • Personas

  • Infraestructura

  • Tecnología

  • Proveedores

  • Competidores

  • Clientes

  • Fabricantes

  • Distribuidores

  • Entes reguladores

  • Sector gobierno

Objetivo de un ecosistema digital

 

Ciertamente, su objetivo es crear una red que integre a organizaciones, individuos, plataformas y datos. Esto, principalmente, para lograr colaboraciones internas y externas con impacto positivo. Por tanto, en esta red se intercambia información, bienes y servicios. Eso se vuelve posible a partir de esquemas de liderazgo, interacción y alianzas estratégicas.

 

Ventajas de pertenecer a estos ecosistemas

 

Son importantes, no solo por la plataforma de interconexión que generan, sino también por las siguientes ventajas:

 

  • Permiten a las empresas cambiar su cadena de valor de un enfoque lineal a enfoques multidimensionales. En ellos también se consideran las perspectivas de clientes y proveedores.

 

  • Por otro lado, las organizaciones incrementan sus posibilidades de crecimiento al participar en entornos abiertos, flexibles y sostenibles.

 

  • También se acelera la creación y el lanzamiento de productos a través de la automatización de tareas. Además, hay mejoras en la eficiencia de los procesos y la analítica de datos del negocio y del entorno.

 

  • Por último, se genera mayor engagement, ya que las empresas se centran en actividades que generan valor al cliente.

 

Importancia del ecosistema digital para las marcas

 

A nivel de marca, es una red de colaboración donde se aplican adaptaciones con la finalidad de ofrecer mejores servicios y productos. Del mismo modo, las marcas generan nuevas tácticas con servicios digitales, lo cual les brinda:

 

  • Soluciones eficaces centradas en el cliente.

  • Atracción de tráfico calificado hacia los canales de la empresa.

  • Generación de leads; es decir, nuevos clientes y aumento de las ventas.

  • Más puntos de contacto.

Sin duda, otro factor para apreciar la importancia de los ecosistemas de negocio es el apoyo en el crecimiento. El IDC estima que el 50 % de las empresas que se integren en estos espacios crecerán más rápido en comparación con las que no lo hagan (Webber, 2020). Por tanto, el crecimiento de las empresas dentro de un ecosistema digital se apalanca en:

 

  • Alianzas estratégicas en torno a un ecosistema de gestión empresarial. También llamado Ecosystem Business Management (EBM, por sus siglas en inglés).

  • Uso de aplicaciones que reducen la redundancia.

  • Prácticas comerciales comunes.

  • Mejor administración de costos.

  • Perspectivas centradas en la experiencia del cliente.

 

¿Cómo crear un ecosistema digital?

 

Ciertamente, el aspecto digital sigue ganando importancia para la gestión del negocio. Sobre todo, para las interacciones con consumidores, proveedores, colaboradores y la competencia. La auditora Deloitte (2022), en su Agenda 2021, precisa que más del 50 % de las empresas aumentarán su inversión en digitalización. Estos son procesos que se soportan, en primer lugar, sobre tecnologías de información. En segundo lugar, aplicaciones de gestión, productividad y comunicación. Finalmente, sobre datos e indicadores.

Por lo tanto, para crearlos, una empresa requiere conocer:

 

  • Su entorno y qué otras marcas participan en el ecosistema.

  • También, en qué categoría de negocio participa.

  • Sus clientes y cómo conectar con ellos; es decir, conocer a quién va dirigida la marca o el buyer persona.

  • Las plataformas donde conviene desarrollar su estrategia de marca.

  • Como aspecto clave, cuáles son las aplicaciones que necesita para una gestión efectiva del negocio.

Además, los ecosistemas digitales de extremo a extremo (end to end) se crean con la participación de (Solomon, 2021):

 

  • Usuarios de dispositivos y aplicaciones.

  • Dispositivos.

  • Fabricantes de dispositivos, de equipos y también de partes.

  • Proveedores de tecnología.

  • Redes de conectividad y de comunicación.

  • Plataformas de servicios.

  • Herramientas informáticas.

  • Desarrolladores de soluciones de software.

  • Entidades de financiamiento y, por otro lado, inversores de capital.

La creación de estas plataformas de apoyo al ciudadano y a las empresas también es una estrategia para el crecimiento económico. Por ejemplo, el caso de la plataforma Vive Digital del Ministerio TIC de Colombia.

 

Recibe acompañamiento especializado con un consultor de Binaps

 

Ejemplos de las tecnologías que se utilizan en un ecosistema digital

Ya hemos indicado que su creación requiere de la selección de plataformas y tecnologías, estableciéndose así varias opciones de ecosistemas:

 

  • Basados en instalaciones locales y también basados en la nube.

  • Plataformas con aplicaciones individuales.

  • Plataformas que utilizan suites de aplicaciones.

En consecuencia, las tecnologías disruptivas también tienen una participación en estos espacios digitales. Algunas de ellas son:

 

  • Internet de las cosas

  • Computación en el borde (edge computing)

  • Big data

  • Inteligencia artificial

  • Inteligencia de negocios

  • Redes de alta velocidad y 5G

  • Realidad aumentada, realidad virtual y, además, la realidad mixta

  • Robótica

  • Ciberseguridad

Como ejemplos de ecosistemas exitosos, se tienen las plataformas de tecnologías y soluciones digitales creadas por:

 

  • Microsoft 365

  • Google Workspace

  • Apple

  • Airbnb

  • Uber

  • Amazon

 

 

Figura 2. Elementos del Amazon Digital Ecosystem (Licari, 2021).

Otra de las alianzas que se pueden generar en los ecosistemas digitales es el caso de la legaltech Yustii. Esta empresa colombiana combina las ciencias jurídicas con la tecnología. Por lo tanto, su propósito es conectar, de manera efectiva y segura, a abogados con sus clientes.

 

Entonces, ¿por qué son necesarios?

 

Para resumir, en un ecosistema digital se generan estructuras de colaboración y alianzas que sirven para conocer mejor tu entorno. Se crean espacios de retroalimentación, en donde figuras como un influencer puede aumentar la interacción con tu marca y darte mayor visibilidad. La creación de estos ecosistemas también representa un modelo de negocios multidimensional. Como resultado, se rediseña la forma de vender productos, prestar servicios, gestionar información y generar valor.

 

 

Reciba acompañamiento especializado con un consultor de Binaps

 

Contenido relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre cómo ayudamos a solucionar los retos de empresas como la tuya

Llevemos tu empresa a otro nivel.

CONVERSEMOS

Haz mejor tu trabajo con Binaps

Descubre por qué cientos de empresas en 15 países usan Binaps.
Solicítalo ahora: