13 junio 2022
Preguntas de reflexión para transformar el cumplimiento en valor

La madurez de la gestión del riesgo operacional se consigue desarrollando las capacidades y prácticas de gestión para lograr tangibilizar la forma en que éstas ayudan a la creación y  protección de valor.

 

El proceso de reflexión necesario para alcanzar la madurez avanza a través de 3 niveles. Partimos de lo que tenemos, que pueden ser las prácticas que hoy se hacen para  cumplir la normativa y, mediante las preguntas correctas, llevamos esas prácticas al siguiente nivel de una gestión mejorada, y luego de eso al valor.

 

Las preguntas correctas son:

  • ¿Qué quiero que suceda con la incorporación de esta práctica de gestión de riesgos? en las respuestas a esta pregunta se debe descartar toda referencia al cumplimiento.

  • Eso que quiero que suceda ¿crea valor para la empresa o ayuda a preservarlo? ¿De qué forma?

  • Por último, ¿Cómo se puede medir ese valor?

 

 

Pensemos en el ejemplo de una trotadora en casa. Hay capacidad instalada pero eso no necesariamente implica una mejora en la salud de la familia. ¿Se está usando todos los días como parte de la rutina? ¿La familia está más sana gracias a la buena  práctica?¿Han bajado de peso? ¿Mejorado su condición atlética?, etc.

 

Se puede aplicar lo mismo por ejemplo con el uso de un software de riesgo. Existe la  herramienta tecnológica, pero ¿Los dueños de los procesos lo utilizan para reportar sus riesgos y gestionarlos? ¿Ese uso se da por iniciativa propia y es continua? ¿Los planes de tratamiento del riesgo han mejorado los indicadores de desempeño del proceso?

Cuando el ejercicio de reflexión ha traído claridad sobre la madurez que se quiere alcanzar en la gestión del riesgo operacional, entonces ha llegado el momento de comunicar de manera efectiva a los equipos del negocio lo que queremos que suceda de ahora en adelante. Para comunicarlo se debe recorrer el camino inverso:

 

  • Comenzar explicando el valor que se quiere lograr, el porqué lo hacemos;

  • Luego lo que se debe mejorar con respecto a lo que se hace en la actualidad;

  • Y finalmente el cómo se hará  o qué ayudará a lograrlo.

Por ejemplo, ¿Cómo se comunicaría la incorporación de la práctica de gestión de riesgo en la selección de proveedores?

Forma incorrecta de decirlo (viejo paradigma del cumplimiento): «incluiremos criterios de  riesgo en la evaluación de proveedores porque ahora es normativo.»

Forma correcta de comunicarlo: «La elección de un proveedor es una decisión estratégica que impactará en  nuestros resultados. Elegir al mejor proveedor es clave para el logro de nuestros objetivos de negocio (valor). Para ello, debemos mejorar la evaluación para asegurarnos que  estamos eligiendo al mejor, considerando entre otras cosas su capacidad para  manejar los riesgos de la actividad, y no tomar la decisión sólo en función de costo (gestión mejorada). Para eso adoptaremos técnicas de evaluación de riesgo que nos  ayudarán (cumplimiento).«

 

 

Reciba acompañamiento especializado con un consultor de Binaps

 

Contenido relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre cómo ayudamos a solucionar los retos de empresas como la tuya

Llevemos tu empresa a otro nivel.

CONVERSEMOS

Haz mejor tu trabajo con Binaps

Descubre por qué cientos de empresas en 15 países usan Binaps.
Solicítalo ahora: